Análisis | Insomnis


La mansión Castevet vuelve con una experiencia más definida

Cuando empecé a trabajar en los primeros análisis para la web, uno de los que tenía en mente era Insomnis, pero en su versión para PlayStation 4. Sin embargo, por aquel entonces quedaban pocos meses para el lanzamiento de su versión mejorada para PlayStation 5, decidí postergar esta publicación y convertirlo en un mix entre un análisis base y una comparativa para realzar lo que ha mejorado la versión para la consola de nueva generación de Sony. Y es que se nota que detrás hay un gran trabajo, principalmente gráfico, para ofrecer una mejor experiencia de juego en PS5.

La historia de Insomnis comienza cuando el protagonista principal hereda la mansión Castevet, una finca familiar que esconde un terrorífico secreto al que se le va dando sentido poco a poco, descubriendo gracias al desarrollo de la historia y los coleccionables, imprescindibles para comprender la historia que se va contando a través de esos objetos (principalmente postales y diarios). Esta mansión, habitada por cuatro difuntos niños que recorren las estancias como fantasmas lúcidos, nos invita a confiar en ellos y dejar que nos ayuden a descubrir el verdadero suceso ocurrido en la mansión y la parte más oscura de una historia que perfectamente podría ser una crítica social muy importante y, también, muy dura que por desgracia no se queda solo en la ficción.

En esta nueva versión mejorada para PlayStation 5, los cambios respecto a la versión original de PlayStation 4, lanzada el pasado mes de octubre, son más que notables. En apenas estos meses, el equipo de desarrollo de Path Games ha logrado una experiencia de juego mucho más definida que aprovecha los recursos de la nueva consola para mejorar varios aspectos técnicos del juego: en primer lugar y lo más notable son los gráficos, que alcanzan una definición bastante más considerable con un detalle que consigue crear una mejor atmósfera más pulida y con texturas mucho más visuales. A la vista está en el menú principal que muestra los exteriores de la mansión en una noche de lluvia, cómo se ven las gotas cayendo sobre la superficie, y cómo de bien luce la mansión tanto por fuera, como por dentro cuando la recorremos en el juego.

Aparte de eso, hay una importante mejora en los tiempos de carga que, aunque no son muchas las veces en las que el juego necesita, en PS5 son prácticamente inexistentes. Donde más se nota esta mejora es a la hora de inicializar el juego, que resulta en básicamente un pequeño pestañeo respecto a su versión original. Todo el tema de texturas carga más rápido y el juego en sí resulta más fluido. Es algo que también se aprecia mucho en el apartado de luces y sombras y diseño de los personajes, que ganan muchísimo más en esta versión. Los detalles, por pequeños que sean, están soberanamente más cuidados y se destila el trabajo que hay detrás en tiempo récord con un equipo pequeño, pero muy profesional.

Terror sutil basado en momentos de impresión acompañados de una banda sonora perfecta

Insomnis no se caracteriza por ser el juego más terrorífico de la historia, sino que sus momentos de tensión y en mantener al jugador en vilo se basan en la ambientación que consigue el juego, tanto por la sensación claustrofóbica de estar en la mansión Castevet como por los sustos concretos, pero justos, que nos dan los niños mientras vamos explorando las diferentes estancias. Puertas que se abren o se cierran, luces que se encienden o se apagan, y cambios en el escenario que van desarrollándose al compás de la historia. En esto, Insomnis consigue con creces que el escenario principal, la mansión Castevet, sea un puzle en sí misma y otro protagonista más en el juego, junto a los niños y a Joe, el personaje que controlamos.

Sin embargo, el núcleo de la ambientación de Insomnis, el punto que le da ese toque terrorífico y misterioso y consigue hacer saltar de la silla al jugador (o al menos a mí, y seguro que a muchos más), es la banda sonora. En su conjunto, el apartado sonoro del juego es verdaderamente sobresaliente, generando la sensación de angustia y, con los efectos, jugando con la persona que está sujetando el mando. Es por eso por lo que recomiendan utilizar auriculares, y es que la experiencia, aunque ya es buena de base, mejora muchísimo usándolos porque genera una atmósfera completamente inmersiva.

Como comentaba en líneas anteriores, no es un indie de terror puro. Solo te mantiene en tensión porque cada paso que se da en el juego puede dar lugar a que aparezca un niño detrás de la puerta o la casa pase de estar impoluta a totalmente destrozada. Es por eso que me gusta mucho lo cambiante que es la mansión, cuyo deterioro se puede ir comprobando con la resolución de cada puzle o el descubrimiento de una habitación o estancia nueva. Insomnis sabe aprovechar y aprovecha sus recursos para hacer otro tipo de terror, uno al que no estamos tan acostumbrados de ver.

Los puzles, claves para desentrañar la historia

Insomnis se mueve de manera ligeramente lineal, ya que aunque en ocasiones podemos perdernos entre las habitaciones, al final no es extremadamente complicado seguir el camino que nos va marcando el juego muy sutilmente y completar la historia en poco más de un par de hora. De hecho, hay un trofeo específico para ello. En mi caso, me llevó una hora y media completarlo en la primera pasada. Puede resultar algo corto y realmente te quedas con ganas de más, pero en el fondo es un juego muy asequible con el que pasar una noche solo o con amigos y saborear cada tramo.

No tiene una dificultad específica, y esto también se ve en los puzles. Son para pensar, pero si eres un jugador que lee los documentos, se para a mirar los detalles y atiende al progreso en sí, descifrarlos es cuestión de paciencia y algo de tiempo. Los jugadores más exploradores no deberían tener problemas en conseguir «conquistar» la mansión Castevet y hacerla suya. También ayuda y confía (posible pequeño spoiler) que no haya posibilidad de perder la partida y/o morir. Tan solo hay que estar al tanto de guardar la partida en los teléfonos, porque no hay autoguardado, aunque tampoco resulta necesario.

En definitiva, Insomnis es un título indie nacional de jugada obligatoria, desarrollado con absoluto amor y respeto hacia el género y que marca el punto de salida para un estudio muy prometedor como es Path Games, de los que esperamos ver más proyectos en los meses (o años) venideros, porque creo que van a sorprender y mucho. Lo que más me ha impresionado del juego, sin lugar a dudas, es el trasfondo de una historia que, insisto, te pone los pelos de punta y cuyo final elige el jugador (hay dos posibles). Como último consejo: confía en los niños.


Plataforma revisada:

CONCLUSIÓN: Insomnis es una experiencia corta pero bien medida que induce una sensación de claustrofobia en el jugador mientras descubrimos el misterio oculto en la mansión Castevet. Gran banda sonora, puzles bien construidos, ambientación terrorífica aunque poco desafiante e historia cuyo trasfondo aterra más que lo que creemos conocer. Juego ideal para una noche de miedo.

LO MEJOR:

  • Una vez se va conociendo el trasfondo de la historia principal, te va impresionando más y más hasta su clímax final
  • La banda sonora del juego es la que se encarga principalmente de llevar el peso de la atmósfera terrorífica
  • El sistema de coleccionables es muy útil para saber más acerca de la historia del juego. Mención especial para Alfredito
  • Se trata del juego ideal para pasar un rato de tensión y misterio solo o con amigos
  • El cambio de escenario, sin entrar en más detalles, es todo un acierto

LO PEOR:

  • Es una experiencia bastante corta que pide a gritos más tiempo de juego
  • No es altamente desafiante, hubiera estado genial haber tenido alguna oportunidad para perder la partida o tener que empezar desde el último guardado
  • Tiene mecánicas como la de agacharse o ir más «en sigilo» que terminan resultando desaprovechadas

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s