Análisis | Trek to Yomi


Una aventura cinematográfica en blanco y negro hecha videojuego

Nadie puede negar que Trek to Yomi es arte. Lo es por muchas razones, pero la principal es el estilo artístico que posee el juego, muy marcado, una auténtica película del maestro Kurosawa que llega para continuar su legado, esta vez en el séptimo arte. Todo en el juego es sencillo, desde su puesta en escena hasta su combate, pasando por esos momentos en los que debemos avanzar para enfrentarnos a enemigos como un guerrero japonés del periodo Edo, aprendiendo nuevas técnicas pero sumamente escasos estilos de combate a lo largo de la aventura.

Por lo demás, estamos ante un título verdaderamente sencillo cuya única esencia propia y lo que lo destaca del resto es el hecho de estar jugando un título totalmente cinematográfico. Como si el jugador fuera el propio director o cámara de esta aventura en blanco y negro donde las posibilidades son más bien pocas, pero se disfruta el hecho de suponer un pequeño reto, con una dificultad totalmente personalizable para todo tipo de jugadores y gustos, en la que el mayor y mejor secreto es ser habilidoso con la catana mientras disfrutamos de una experiencia totalmente lineal que puede batirse en pocas horas. E, insisto, ahí está su sino. No ofrece mucho más, pero tampoco quiere hacerlo.

Trek to Yomi más que un juego per se, con multitud de funcionalidades y un gameplay ultra desarrollado, es una digna experiencia noir para conocer más sobre el periodo Edo, los samuráis y al cine de estos mismos a través de Hiroki, el protagonista de la historia, que incentiva a culturizar más sobre el trasfondo de la historia y el género que representa, dándolo a conocer en un medio donde se han dado pocas referencias y los títulos que podemos encontrar en el mercado relacionados con esto son más bien escasos. Su punto más fuerte, apartado artístico a un lado, es que se trata de un indie que arriesga y ofrece un concepto idóneo para trasladar el cine de samuráis a un videojuego.

Las mecánicas de combate se quedan cortas para lo que podría haber sido

Dejando atrás la preciosa y característica visual que nos deja Trek to Yomi, en el resto flaquea soberanamente. Una de las cosas que más esperaba de este juego era sentir la habilidad de un guerrero samurái, con arma o sin ella, haciendo que el jugador pueda hacerse a la idea de cómo lucha y se prepara para la batalla. Pero nada más lejos de la realidad, el combate y sus mecánicas dejan bastante que desear, sobre todo porque apenas hay un par de ataques cuerpo a cuerpo, lo que vendrían siendo el ataque rápido ligero y el ataque poderoso, y ya está. Dejemos de contar porque los ataques principales son esos y sus animaciones, siempre las mismas: una para cada uno.

Considero que, teniendo en cuenta el gran hito conseguido con la ambientación, hubiera sido clave mantener ese núcleo y desarrollar el juego de forma que todo estuviera en consonancia con un género tan de nicho como es este. Trek to Yomi tenía todas las papeletas para convertirse en un indie de categoría, en un revolucionario que calcara a la perfección esa época, tanto a nivel de ambientación (que ahí sí lo consigue) como en el mero hecho de permitirle al jugador ser un auténtico samurái con unas técnicas de combate más bien tirando a realistas que fueran variadas, dinámicas y atractivas. Porque el juego no tiene mucho más.

Aparte de la catana como arma principal, también tiene proyectiles arrojadizos y ataques cuerpo a cuerpo desarmado. Esto hace que resulte un poquito más interesante el tema lucha, abordando diferentes maneras de atacar a los incesantes enemigos que se nos echen encima. Además, ciertas habilidades que se van desbloqueando durante el juego son de ayuda para mejorar una experiencia descafeinada. Por su parte, la dificultad está muy bien equilibrada a gusto del jugador, y esto es de agradecer para aquellos que quieran una experiencia tranquila, un paseo por el juego, o un verdadero desafío en el que cada golpe es el primero y último para Hiroki.

Lo que podría haber sido y no fue…

Me da especialmente rabia porque, en definitiva, Trek to Yomi resulta ser (en mi humilde opinión) una oportunidad perdida para crear un producto llamativo en su conjunto y que no se quede en una simple experiencia visual. Podría ponerme solo las escenas y estar disfrutando de una buena película de samuráis de la mano de Kurosawa, pero nada más. Es insustancial respecto a mecánicas, gameplay y forma de juego. Por eso me enfada, porque teniendo la base artística tan pulida, siendo arriesgada y cuidada, que no novedosa más allá de en los videojuegos ya que realmente han cogido un característico estilo cinematográfico y lo han plasmado en un juego, la final solo se queda en eso.

A Trek to Yomi le salva ser una maravilla para el disfrute de, no solo amantes del género japonés/noir, sino todo el público que disfrute con juegos altamente cinematográficos que, pese a no ofrecer un gameplay altamente considerable o mecánicas que sean disfrutables. También, lo mucho y bien que transmite la cultura japonesa en todo su esplendor, ya sea a base de golpes de historia o coleccionables durante el viaje a Yomi. Se queda a medio fuelle en lo que convertirse en un gran juego de samuráis respecta, pero cumple con el objetivo de los videojuegos: entretener.


Plataforma revisada:

CONCLUSIÓN: Trek to Yomi es una aventura cinematográfica que rinde culto al cine de samuráis con absoluto respeto e indudable cariño, pero como juego acaba siendo únicamente una grata experiencia visual de excelente apartado artístico con mecánicas de combate realmente escasas y poco variadas, resultando una propuesta definitivamente insustancial en lo que respecta al gameplay.

LO MEJOR:

  • Un diseño artístico precioso, digno de las películas de Kurosawa
  • El sistema de coleccionables es divertido para aprender más sobre la cultura en la que se basa
  • Buena experiencia para pasar unas horas con un juego diferente respecto al mercado actual

LO PEOR:

  • Las mecánicas de combate que ofrece el juego se quedan en nada
  • Es como estar viendo una película muy bien dirigida en la que, a veces, juegas
  • Desaprovecha una gran oportunidad para convertirse en un indie referente en el género

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s