Análisis | Horror Tales: The Wine


  • Editor: Carlos Coronado, JanduSoft
  • Desarrollador: Carlos Coronado
  • Distribuidor (edición física): Tesura Games
  • Tiempo de lectura: 10″
  • Número de palabras: 1432

Un padre de familia en mitad de una isla abandonada y masacrada por una pandemia

Horror Tales: The Wine nos presenta la historia de un padre de familia que se encuentra en una isla supuestamente abandonada tras haber sido arrasada por una pandemia. ¿La única cura? Una última botella de vino muy especial que este padre debe conseguir para salvar la vida de los suyos, aunque unas terroríficas presencias no se lo pondrán nada fácil, y mucho menos una entidad «diabólica» que es el principal enemigo del juego, el cual nos perseguirá hasta darnos caza o nos disparará en la lejanía para impedir nuestro avance. Pero nuestro protagonista no se rinde en su búsqueda por una botella de vino en esta isla, donde el resto de botellas han sido destruidas para impedir que exista esta cura. Y aquí es donde comienza una aventura en la que debemos ir hacia adelante en lo que vamos superando las fases mientras nos pegamos unos buenos sustos, aunque muy limitados para lo que podría haber sido.

Cabe destacar enormemente que es un proyecto desarrollado por Carlos Coronado en solitario, lo que implica una más que merecida enhorabuena por haber creado un producto final tan bueno y bien pulido en su conjunto, si bien con gran margen de mejora en aspectos como el cómo contar la historia, el nivel de miedo que debería tener un título que cuenta historias de terror tal y como reza la antología, y que no resulte un juego tan lineal entre sus fases. Este título es el primero de la saga Horror Tales, que continuará con The Beggar y The Astronaut en 2022 y 2023, respectivamente. Reconozco que tengo muchas ganas de que salgan y ver cómo evoluciona lo que tiene pinta de ser una trilogía muy prometedora.

Compré la edición física para PS5 distribuida por Tesura Games al momento de su lanzamiento, con un precio irresistible para no dejar pasar y altamente recomendable para una dosis de terror combinada con unas visuales asombrosas. Un juego de fin de semana bien amortizado.

Buenísimos sustos y persecuciones pero con un nivel muy reducido, echándose en falta más de ese terror tan puro

El principal género de este juego es el terror o survival horror, y realmente cumple holgadamente con ese propósito, mezclando terror puro con psicológico al no ser todo lo que parece conforme se avanza en la historia. Los principales sustos se basan en apariciones de criaturas sin cabeza que te persiguen cuando menos te lo esperas (y aunque a veces sería para esperárselo porque los pasillos son mucho más que traicioneros). Reconozco que es uno de los juegos que más ha sabido jugar con el factor sorpresa, teniendo tan solo dos diseños de «enemigos»: los persecutores y el principal.

Se echan en falta algún otro diseño para darle mayor complejidad al juego, aunque hubieran sido tres, cuatro o cinco, porque cuando se juntan varios es como si una legión de gemelos fuera tras de ti. Rompiendo una lanza a favor del desarrollo, quizá haya sido para dar más sensación de angustia por no saber si el que tienes delante era el que habías esquivado antes u otro en algunos de los pasillos laberínticos que tiene el juego. O, por el contrario, simple y llanamente que es lo que hay. Algunas persecuciones mientras hay que resolver puzles son algo agobiantes, a la par que originales.

Respecto al enemigo principal, ese caballero solitario que aparece en poquitas ocasiones pero las suficientes como para retrasarnos y dispararnos con su rifle desde lejos, con el que puede abatirnos en cuestión de segundos, aunque las coberturas y el coger objetos para protegernos ayuda a frustrar sus planes temporalmente. En contrapunto, se echan en falta más de estos momentos de persecución, porque hay muchas partes en el que caminamos y caminamos creyendo que va a pasar algo y no pasa absolutamente nada, simplemente avanzamos resolviendo puzles, abriendo nuevos caminos o disfrutando del paisaje. ¡Faltan encuentros! Espero que en los próximos títulos de la trilogía haya más terror, porque Horror Tales: The Wine, cuando asusta, aunque no sea todas las veces que a mí personalmente me gustaría porque son limitados (tirando más constantemente a tener varios seguidos hacia el final del juego), lo hace como pocos títulos en el mercado. Y eso es muy meritorio.

Los puzles parecen complejos pero son fácilmente resolubles y mantienen el mismo formato a lo largo de la historia

Los puzles no son nada del otro mundo en Horror Tales: The Wine, pero añaden un gameplay al juego que siempre le da valor al mismo. La mayoría de ellos son muy similares y tienen que ver con la resolución de rompecabezas basados en símbolos para abrir puertas secretas o descubrir nuevos caminos. Es un componente que, de ser más explotado, lo hubiera convertido en un gran survival horror con resolución de puzles, pero se queda un poco corto por la poca cantidad y variedad, además de simpleza, que tienen estos desafíos, pero prometen. Estoy realmente seguro de que vamos a ver grandes progresos en la próxima entrega de esta saga, y hablo en serio cuando digo que apunta muchas maneras. Este apartado se queda en un bien alto, casi rozando el notable por el desarrollo que hay detrás, pero esto no puede justificarlo todo.

Respecto a la historia principal, esta se cuenta a través de documentos repartidos por los escenarios y pantallas de carga entre lo que podríamos llamar capítulos. Es una narrativa escueta pero interesante, ubicada en un género casi postapocalíptico por el viaje que hace el protagonista en busca de la última botella de un vino que es la cura de una enfermedad mortal. Curioso, ¿no? Bien ambientado. Esta narrativa gana peso tirando al final del juego, con unos giros de guion, sobre todo al final, que me dejó especialmente en shock. En ese momento te das cuenta de muchas cosas, y entiendes el por qué de otras que han ocurrido durante el transcurso del juego. No hace mucho énfasis en su narrativa porque esta podría haber sido contada de otra manera para que el jugador le preste más atención, pero termina sorprendiendo. Contarla de otro tipo hubiera ayudado mucho a darle más importancia en este aspecto.

Los visuales y gráficos de este juego son una completa maravilla, si bien ganan en la distancia con la profundidad de los escenarios

Lo que más y mejor me ha impresionado de Horror Tales: The Wine es su apartado artístico, con unos gráficos majestuosos que se ven de lujo en PlayStation 5. Sobre todo, se nota en el dibujado de los escenarios, ya que estos gráficos se aprecian muchísimos más a una media-larga distancia que de cerca, aunque en conjunto el trabajo realizado por Carlos Coronado en este aspecto es tremendo, y a más de un estudio le gustaría tener algo así en juegos de mucho más presupuesto y, por supuesto, con grandes equipos de desarrollo. Como el título nos permite pararnos a observar nuestro alrededor en cada momento, es un verdadero placer disfrutar de los entornos abiertos porque son preciosos, incluso extraños al tratarse de un título de este género, porque dan de todo menos miedo, pero sorprende ese contraste entre el sino del juego y su ambientación.


Plataforma revisada:

CONCLUSIÓN: Horror Tales: The Wine es el primer título de una trilogía con un prometedor futuro desarrollado únicamente por Carlos Coronado con unas visuales espectaculares y unos sustos muy buenos aunque escasos con unos puzles interesantes. La historia demanda ser contada con más trasfondo y el diseño de niveles no ser tan lineal que acabe siendo un camino hacia adelante.

LO MEJOR:

  • Visualmente exquisito, tienes unos gráficos muy bien conseguidos y los escenarios se disfrutan en este nivel
  • Los sustos y el nivel de terror durante las persecuciones es verdaderamente agobiante; uno de los títulos donde más miedo he pasado
  • Tiene un giro de guion al final de la historia que le hace tener un peso muy importante
  • El hecho de que esté desarrollado por una sola persona es meritorio porque el producto en sí es recomendable
  • Tiene un logro que es cremita pura

LO PEOR:

  • Su duración es demasiado corta, pudiéndose superar el juego en unas pocas horas
  • En contrapunto, un juego de este calibre pide a gritos más situaciones de tensión para una mayor atmósfera
  • Los puzles terminan siendo repetitivos y el diseño de enemigos escaso
  • Debería arriesgar más para no caer en un walking horror simulator, con todo el respeto

80

MUY BUENO

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s