Análisis | Train Valley: Console Edition


Train Valley, el excelente simulador ferroviario que llega a consolas

Los jugadores de consola están (estamos) de suerte, porque Train Valley: Console Edition, un simulador ferroviario donde tendremos horas y horas de diversión, desafíos y desesperación entre trenes y diferentes ciudades, está disponible desde hoy en PlayStation 4, Xbox One y Nintendo Switch. Es una verdadera suerte que este tipo de juegos, desarrollados y publicados generalmente en PC, lleguen a otras plataformas de sobremesa para deleite de un público mayor. Además, a un precio inmejorable de 11,99€ de salida; lo que viene a ser una ganga que hay que tener en la biblioteca para echar unas partidas que acabarán siendo horas y horas por su alto componente adictivo mientras conseguimos crear una red ferroviaria completa, bien estructurada y que no acabe siendo un absoluto caos destructivo.

Train Valley: Console Edition no es un simple simulador en el que hay que crear vías, sacar trenes y hacer que lleguen a la estación correspondiente con éxito. Es mucho más que eso, aunque a primera vista puede parecer un juego descafeinado o insulso, en absoluto lo es. Perfecto para los amantes de los rompecabezas, a parte de la simulación, obliga a usar la lógica, la observación del escenario y no perder ningún detalle de las direcciones de las vías, etc., porque cualquier mínimo fallo puede suponer la colisión entre dos trenes que nos lleva a perder dinero, un desafío de misión (hay tres en cada ciudad/nivel) y mucho tiempo si llevamos con una fase lo suficiente como para echarlo todo por tierra, nunca mejor dicho, porque habrá que reconstruir las vías en caso de impacto y posterior explosión de los trenes.

A medida que se le coge el tranquillo es tan divertido pero a la vez desesperante, que lo que en un principio puede parecer una mecánica anticuada se convierte en un juego difícil del que es todavía más complicado despegarse, y solo por eso merece la pena. Los simuladores que saben cómo dar con la tecla para enganchar al jugador, que no todos lo saben hacer, necesitan muy poco más para consagrarse como la opción perfecta para largas sesiones de juego ininterrumpido. Es muy similar, cada uno con su temática, a Sim City o Cities Skylines (su sucesor espiritual), donde las horas pasan mientras construimos una ciudad desde cero, mantenemos a la población contenta y nos arriesgamos a jugar a ser Dios con una toma de decisiones que puede causar todo tipo de consecuencias.

Ciudades a mansalva, aunque representadas de aquella manera

Las partidas en Train Valley: Console Edition no son tan extensas a menos que se desee jugar al modo libre tras completar o no la campaña por ciudades, lo que permite dos experiencias de juego de diferente calibre. Tenemos un gran puñado de ciudades en el modo campaña, con recreaciones y adaptaciones que van desde el comienzo de la era ferroviaria a la actualidad, viendo un cambio evolutivo nivel a nivel que resulta divertido porque cada escenario, aunque no presenta cambios extremos, sí guarda bastantes diferencias en el clima, el estilo de los edificios, la composición del mapa y, por supuesto, el diseño de los trenes. Lo no tan bueno es que el nivel de detalle no es muy elevado, y hubiera sido de agradecer disfrutar de esa vista aérea con más definición y un diseño de las ciudades más característico.

Véase, puedes estar jugando el nivel de Florida, pero lo sabes porque el juego te lo dice, no porque haya símbolos característicos de Florida o donde sea, y esos pequeños detalles hubieran ofrecido más inmersión al juego. Además, no es algo exagerado. Esta versión para consolas podría haber implementado o añadido escenarios más sólidos y mejor adaptados, que no resulten tan plantilla. Incluso haber sacado una actualización para PC también para aplicar los nuevos cambios, pero se queda en un port para consolas que pocas novedades trae y eso le resta puntos, aunque sigue siendo una perfectísima opción para enamorarte de un simulador en consolas que promete horas, horas y más horas de pegarte a la pantalla y no querer dejarlo. Es un simulador que, sin un gran despliegue de medios, cumple con la función principal de un videojuego: entretener.

Respecto a su dificultad y nivel de desafío, es todo un reto que aumenta progresivamente con cada nivel. Realizar el triplete de desafíos en cada fase es muy complicado de primeras, aumentando la curva de dificultad si se pretende conseguir todos en la primera pasada, pero altamente gratificante. En cuanto al resto, sin desafíos, lo importante es no liarla demasiado con trenes llegando a destinos equivocados, trenes colisionando o retrasos de salidas/llegadas, lo que provoca altos costes de dinero que pueden acabar con la partida en poco tiempo si resultamos estar en bancarrota. Las primeras campañas son solo un aperitivo de todo lo que va llegando, y el nivel de desafío va variando en concepto de eso. Niveles más fáciles intercalados con niveles más difíciles para que el jugador tenga sus respiros y no se encuentre ante una montaña cuya escalada se hace más y más complicada, sino que ofrece un equilibrio muy bien implementado para conducir ese componente adictivo sin altas dosis de desesperación, pero sí pique.

Gestión y administración ferroviaria con controles poco adaptados pero que no dejar pasar

Como una de las pocas quejas o puntos negativos que atribuirle al juego, es el control que tiene y los comandos de acción para mando. La versión de consolas está muy lastrada en este aspecto por la versión original de PC, y se nota mucho. Ya no en el cambio de la gestión administrativa (controlables con los gatillos L1/R1 en la versión para PS4) con los que cambiamos la orden a ejecutar: dirección de las vías, modo construcción/demolición, salida de trenes y trenes adicionales, etc. Donde más se nota es a la hora de cambiar la dirección de los raíles, sobre todo en tiempo real sin pausar la actividad o para construir vías. Es verdaderamente complicado con el mando inalámbrico y da más problemas que alegrías. Es importante recordar que, siendo una versión de consolas, no solo se trata de portear un juego a otras plataformas, sino también de adaptarlo a las mismas. Aun con esto, que reduce la experiencia «consolera» del simulador, se mantiene como una buena versión.

Train Valley: Console Edition es un tren que no se puede dejar pasar, y mucho menos a un precio tan goloso como esos 12€ que cuesta lo que supondrán numerosas horas de juego. Absorbente como pocos, consigue generar en el jugador sensación de necesidad, de orden y ayuda a construir un pensamiento lógico y razonable para que todos los trenes lleguen a su destino correctamente. Todo puede acabar siendo una auténtica locura de trenes yendo de lado a lado, por tramos cuasi imposibles y tiempos perfectos para que saliendo a la par, se eviten colisiones. Una prueba de destreza que pondrá nuestros sentidos al límite. No todos los trenes son igual de largos ni todos igual de rápidos… ¡así que toca observar, pensar y actuar para conseguir el mejor recorrido! De verdad, no os perdáis la versión de consolas de un juego muy popular en PC, porque es excelente para pasar buenos ratos y darle a la cabeza.


Plataforma revisada:

CONCLUSIÓN: Train Valley: Console Edition es un simulador ferroviario originario de PC adaptado a consolas que ofrece horas y horas de diversión, muy absorbente y definitivamente un título que tener en la biblioteca. Los controles en consola se ven lastrados por los de PC y los escenarios no están tan bien ambientados como podrían haberlo estado.

LO MEJOR:

  • Buena versión para consolas del juego de PC
  • Supone un reto equilibrado para todo tipo de jugadores
  • Muchas horas de juego y diversión, es tremendamente absorbente
  • Más allá de la campaña, tiene un modo libre (endgame) con infinidad de posibilidades
  • El precio de salida esta versión

LO PEOR:

  • Los controles de consola están lastrados por los de PC
  • Nos hubiera gustado ver escenarios mejor recreados y con un lavado de cara para esta nueva versión

NOTABLE


Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s